Proyecto educativo

En la Escola Infantil El Rollet cada niño y cada niña son únicos, tienen una personalidad y forma de ser propios y, por tanto, sus circunstancias y necesidades también lo son. Es por esto que nuestro Proyecto Educativo de Centro incide en la necesidad de conocer y respetar la individualidad de los niños y niñas y en revisar continuamente su evolución. En este sentido, buscamos responder a sus necesidades e intereses, respetando sus ritmos de aprendizaje y favoreciendo el desarrollo óptimo de sus capacidades físicas, cognitivas, afectivas y sociales.

El principal objetivo de nuestra Escuela es posibilitar una buena maduración socio-afectiva. Aspiramos a que sean felices y estén seguros, pues esta seguridad les va a permitir poder experimentar, descubrir, crear, jugar... y con todo ello adquirir conocimientos. Una vez conseguido este clima afectuoso y seguro es el momento de trabajar los contenidos de una forma global mediante proyectos.

Para ello basamos nuestra metodología en los principios del aprendizaje significativo, de modo que los niños y niñas apoyan la nueva información en sus conocimientos previos. En El Rollet ellos/as son los protagonistas del proceso de enseñanza/aprendizaje. En cuanto al trabajo por proyectos, proponemos al alumnado numerosas actividades relacionadas entre sí que responden a gran variedad de objetivos: nuevas tecnologías, conocimiento del medio o la autonomía personal; siempre con propuestas atractivas y lúdicas, basadas en la manipulación, la experimentación, la creatividad y el trabajo en equipo.

En lo que respecta a la expresión oral y la adquisición de vocabulario utilizamos las dos lenguas oficiales de la Comunitat Valenciana indistintamente y, en los grupos de 2 a 3 años, introducimos vocabulario básico de inglés mediante canciones, juegos, etc.

Damos especial importancia al juego y todas sus posibilidades simbólicas y expresivas, pues las actividades lúdicas facilitan la expresión corporal y lingüística y la correcta integración del esquema corporal. Y, lo que no es menos atractivo para nosotros: los niños y niñas, inmersos en el juego, no son conscientes de la adquisición de vocabulario o el desarrollo psicomotriz; así conseguimos que vivan el aprendizaje de una forma motivadora y entusiasta.

 Al mismo tiempo que trabajamos estos contenidos fomentamos su autonomía personal en lo que respecta a las necesidades básicas: higiene, alimentación, desarrollo psicomotriz... siempre desde una perspectiva educativa, pues también estos aspectos forman parte de su desarrollo global.


 

Todo esto no sería posible sin la colaboración de la familia. Por esta razón las tutoras y maestras de apoyo ofrecen información diaria y directa a los padres y madres de nuestros/as alumnos/as, les hacen partícipes de las actividades de los pequeños y, ante cualquier duda, están a su disposición para acompañarles en la tarea de educar.


 

En definitiva, para nosotros la educación no es una mera transmisión de conocimientos. Entendemos que el desarrollo cognitivo se construye desde la actividad y la interacción con el medio y con las personas. Por ello valoramos el trato personal frente a la masificación, la colaboración frente a la competitividad y la creatividad y el entusiasmo frente a la simple acumulación de conocimientos.